¿Qué es Qasa?

La nueva plataforma que analiza, califica, valora y categoriza todos los edificios de España.

Para conocer la belleza, calidad y economía de cualquier edificio, calle, barrio, municipio, provincia o comunidad autónoma.

A cualquiera que tenga interés en el mercado inmobiliario.

Es una calificación en puntos, sobre un máximo de 100, que se compone de la media aritmética de las calificaciones de Belleza, Calidad y Economía que puede tener un inmueble o entorno urbano.

Está inspirada en los tratados del arquitecto romano Marco Vitruvio, que identificó las tres virtudes de un edificio como Venustas (belleza), Firmitas (firmeza), Utilitas (utilidad) y que interpretamos como Belleza, Calidad, y Economía, respectivamente.

La belleza depende. La mayor o menor belleza (venustas) de un edificio siempre es relativa a la de otros edificios. La parte de Belleza de la Nota Qasa ® (NQB) se calcula comparando las fachadas de edificios de la misma zona. Para saber la casa más bella de una calle se lleva a cabo un duelo de casas eligiendo entre dos imágenes de la fachada de dos casas de la misma calle. Eligiendo la que más te gusta de las dos estás asignando un punto a la ganadora de ese duelo y ningún punto a la perdedora. Cuando una casa ya ha participado en diez duelos o más, se publica su Nota Qasa® de Belleza (NQB), que es el porcentaje resultante de dividir los duelos ganados entre los duelos participados. Por ejemplo, una casa que haya sido elegida 15 veces de 23 tendrá una Nota Qasa® de belleza de 65,2% (15/23 = 65,2). Con suficientes datos, podremos conocer la casa más bonita de cada zona geográfica. A todos nos gustan cosas y casas distintas, pero si una casa le gusta a la mayoría, tiene muchas posibilidades de poder considerarse la casa más bonita. De esta forma podemos sabemos lo "bonita" o "fea" que es una Qasa.

La calidad (firmitas), al contrario que la belleza, no es opinable y existe por encima de lo que pensemos de ella. Es un valor objetivo que no se puede definir, pero se puede medir, y en esto consiste la Nota Qasa® de Calidad (NQC), que tiene en cuenta varios parámetros tales como la estabilidad de la construcción, el grado de conservación, y la solidez de los materiales. Utilizando algoritmos adaptivos propios, bases de cálculo armonizadas e información real sobre el estado del edificio llegamos a una nota, expresada en un porcentaje, que cuantifica lo "bueno" o "malo" que es un edificio.

La economía (utilitas) es una nota que refleja el valor que le asignamos a un edificio en comparación con otros, por lo que es un valor subjetivo y relativo. Cada persona, para poder existir, necesita un espacio mínimo. El espacio habitable es variado pero finito, por lo que el mercado inmobiliario refleja, de una manera auto-organizada, el valor que las personas asignamos a cada uno de esos espacios urbanos (inmuebles). La mayor o menor competencia por ocupar y/o ser propietario de uno de esos espacios concretos es lo que se refleja en el precio de venta o alquiler, que no es más que un valor numérico que refleja el grado de competencia existente para ocupar ese espacio físico. La unidad de comparación que hemos elegido es el barrio, equiparable al antiguo concepto de aldea y asociado al número de Dunbar. Suponemos que una persona valora el que, dentro del barrio en el que le gustaría vivir, ocupar el espacio que necesita le cueste menos dinero. Por tanto, si una vivienda está a la venta por un importe inferior a la media de su zona comparable, tendrá una Nota Qasa® de Economía (NQE) superior a la media. Si por el contrario el precio de venta de la vivienda es superior a la media comparable, la Nota Qasa ® de Economía será inferior. Pero no solo influye el coste del derecho a ocupar un espacio, sino también el coste de seguir ocupándolo en el tiempo. Esto se refleja en los costes de mantenimiento de un inmueble, siendo normalmente el coste principal el de la energía necesaria para desarrollar las actividades propias de la existencia: climatización, agua caliente y electricidad. Estos costes se reflejan en el certificado de eficiencia energética del espacio, que es una calificación de la A (más eficiente) hasta la G (menos eficiente) que tenemos en cuenta a la hora de determinar la Nota Qasa® de Economía. El inmueble más "barato" de una zona tendrá una NQE de 100,0% y el más "caro" de 0,0% De esta forma sabremos lo "cara" o "barata" que es una Qasa.

Los resultados son siempre aproximados, ya que se han desarrollado utilizando datos masivos procedentes de fuentes públicas. Es posible que existan variaciones significativas respecto a la realidad, especialmente en lo concerniente a NQB y NQE. El objetivo es establecer una estructura sobre la que ir construyendo sucesivas capas de datos de diverso origen, principalmente contenido aportado por el usuario complementado como información detallada a un nivel cada vez más granular de precisión, sin tener que llegar necesariamente al Mapa de Borges para poder considerar un éxito el desarrollo. Si es más útil que las soluciones existentes, podrá considerarse como válido.

La Nota Qasa® de un edificio no es más que la media entre las tres notas (Belleza, Calidad y Economía). Para mejorar la Nota Qasa®, por tanto, bastará con mejorar una de las tres:
Para mejorar la Nota Qasa ® de Belleza (NQB) será necesario primero conseguir el resultado de al menos 10 votaciones de esa Qasa en su calle. Esto se puede llevar a cabo a través del botón "quiero votar" de la ficha de cada edificio. La NQB inicial es siempre 00,0%, y cuando un edificio haya tenido al menos 10 votaciones, se le asignará una nota en función del resultado de las mismas (7 victorias y 3 derrotas = NQB de 70,0%, por ejemplo).
Para mejorar la Nota Qasa® de Calidad (NQC), será necesario demostrar que el edificio tiene un grado mayor o menor de calidad. Esto se demuestra aportando resultados de la inspección técnica del edificio (ITE) o del informe de evaluación del edificio (IEE).
Para mejorar la Nota Qasa ® de Economía (NQE), habrá que aportar datos sobre el precio de venta del inmueble, que hará subir la nota si ese precio es inferior a la media del barrio. También se podrá aportar el resultado del certificado energético, que hará subir la NQE en función de la calificación: si el inmueble es más eficiente, subirá su NQE ya que su uso y mantenimiento será más económico.

Incierto. Pero abundante.
Esto no ha hecho más que empezar, si quieres mantenerte informado sobre el desarrollo de Qasa o contribuir como colaborador, evangelista o consejero puedes apuntarte al boletín de noticias en este enlace.